Aunque pueda parecer emocionante trabajar en tecnología, no significa que seas bueno en eso. Antes de malgastar tu tiempo, asegúrate de tener clara la respuesta a estas tres preguntas que debes hacerte.

¿Por qué quieres trabajar en tecnología?

¿Quieres trabajar en tecnología por una razón específica o sólo porque amas tu iPhone y te parecen interesantes otros dispositivos? En los años 80, los programas televisivos sobre abogacía tenían multitud de personas inscribiéndose en escuelas de abogados. Las tendencias fueron cambiando por décadas hasta que hoy está de moda querer trabajar en tecnología.

Pero trabajar en tecnologías significa trabajar para una empresa grande como Amazon, Google y Apple, que es sólo otra burocracia masiva por lo que realmente estarías trabajando en Proctor & Gamble con una línea de productos más interesantes. También podrías trabajar para una startup, lo cual puede ser divertido, pero estadísticamente hablando vas a trabajar demasiado por poca ganancia.

Por lo que, estar interesado en la tecnología no es una razón suficiente y necesitarás pensar en otra antes de aspirar a trabajos en esta área.

¿Por qué me contratarían?

Si no eres un ingeniero, ¿Por qué te contrataría una empresa tecnológica?

Quizá las startups mejor establecidas tengan a alguien encargado de las relaciones públicas o del marketing, pero los trabajos no técnicos en los startups son algo escasos. A menos que creas tener un conjunto único de habilidades que encaje con las necesidades particulares de esa startup, no hay razón alguna por la que un startup prometedor quiera contactarte.

¿Estás dispuesto a tomar riesgos?

A las personas les encanta la idea de trabajar en tecnología ya que la imagen de un emprendedor les parece emocionante. Si no tienes responsabilidades ni obligaciones financieras y no te importa llegar a ningún lado con tus ideas luego de dos años, entonces trabajar en una startup puede ser una buena experiencia para ti.

Pero si no puedes darte el lujo de mantenerte con un salario bajo o no quieres trabajar 16 horas al día o no te apetece desperdiciar de 2 a 5 años de tu vida en un proyecto que no resultará en nada, entonces esto no es para ti

Al final, el número de personas que pueden darte consejos útiles acerca de tu próximo trabajo y proveerte de recomendaciones y conexiones significativas son bastante limitadas. Y esas personas no tienen tiempo de sobra ni el capital y mucho menos paciencia para seguir ayudándote.

Y aunque parezca emocionante trabajar en tecnología, eso no quiere decir que sea la mejor opción para ti, además, es menos probable que seas bueno para ellos. Antes de malgastar tu tiempo y conexiones, primero asegúrate de tener buenas respuestas a estas 3 preguntas.