A veces necesitamos compartir archivos o carpetas grandes online. Tal vez quieras compartir una película o necesitas respaldar tus fotos a un equipo secundario. Esto no lo podrías adjuntar en un simple correo, porque los archivos en el mundo virtual son muy pesados y podrían hacer que tu correo electrónico colapse.

Cuando tus archivos llegan a un tamaño crítico, debes apoyarte con aplicaciones y programas que puedan transferirlos a la web. Estos son los programas que te ayudaran a mover archivos pesados, ya sea para compartirlos entre equipos o entre personas.

Dropbox

Dropbox además de ofrecerte sincronizar archivos y almacenarlos en la nube, también te permite compartir archivos grandes con facilidad. La cantidad de peso que puedes compartir depende de si usas Dropbox gratuito o su versión paga. Con la versión gratis disfrutas de hasta 2 GB. Si quieres más capacidad (hasta 1 TB), hay que pagar $9.99 al mes. También depende desde dónde estás subiendo los archivos: si usas un buscador son 20GB máximo por archivo.  Los que tienen Windows o Mac OS no tienen límite de tamaño por archivo, al igual que si usas su aplciación en el móvil.

Una vez que has subido tu archivo a Dropbox, puedes compartirlo con otra persona dándole clic al botón de compartir. Para enviar el archivo deberás poner el nombre y correo electrónico del destinatario. Así cuando lo reciba, a este le llegara un enlace a su correo electrónico donde podrá descargar el archivo y no necesitará tener una cuanta de acceso a Dropbox para verlo. También puedes colocarle a estos links contraseñas, para que sean más seguros.

Dropbox es muy fácil de usar si quieres compartir archivos grandes si tienes dos computadoras. Solo tienes que instalar Dropbox client en ambos equipos y luego subir el archivo a tu Dropbox y ambas computadoras se sincronizarán.

Google Drive

Google Drive es muy parecido a Dropbox. Sin embargo, con Google Drive tienes 15 GB de almacenamiento gratis a través de Drive, Gmail, y otras aplicaciones de Google. Si eso no es suficiente puedes aumentar el almacenamiento a 100 GB por $1.99 al mes, 1 TB por $9.99 al mes, o 10 TB por $99.99 al mes. Pero de todas formas, si escoges la opción más cara, solo puedes mover un archivo de 5 TB a la vez. Al igual que Dropbox, puedes usarlo desde un buscador, escritorio o la aplicación para el teléfono celular.

Para mover un archivo por la web, selecciona el archivo y presiona compartir. Simplemente coloca el nombre de la persona o su correo electrónico. Cuando reciba el correo tendrá que presionar un enlace para descargar el archivo, sin necesidad de descargar Google Drive (aunque si necesitará una cuenta con Google si quieren editar o colaborar en el archivo). En un escritorio, busca el archivo en tu carpeta de Google Drive, presiona Ctrl+clic sobre el, y luego eliges la opción de compartir con Google Drive. En Windows, el menú no incluye la opción de compartir con Google. Así que vas a tener que elegir la opción de  Google Drive, la cual abrirá otro menú donde si podrás elegir compartir. En las aplicaciones para iOS y Android, presiona los tres puntos al lado del archivo para compartirlo.

Al igual que con Dropbox, puedes instalar la aplicación para el escritorio de Google Drive. Así podrás compartir archivos entre dos computadoras lo que permitirá sincronizar los archivos simultáneamente.

Mozilla Send

Si quieres compartir archivos sin tener que crear una cuenta en Dropbox o Google, y tus archivos son de menor tamaño (menos de 1 GB), entonces Mozilla Send es para ti. El nuevo servicio de Mozilla, Send, permite a cualquier buscador, no solo Firefox, convertir archivos grandes en enlaces para compartir.

Para usarlo tienes que abrir la pagina de Send en cualquier buscador y arrastrar el archivo para compartir a la ventana o al botón de compartir. Send subirá y codificará la data, para que no se pueda leer en el envío. Luego te proveerá un link para compartirlo en tus redes sociales o por correo electrónico. Los enlaces expiran a las 24 horas de ser compartido. Si el enlace se ve comprometido, puedes borrarlo manualmente desde el buscador para prevenir que alguna persona tenga acceso. Send es básico, fácil y rápido, pero lo más importante es que funciona.

WeTransfer

WeTransfer también entra en la categoría de básico, gratis y rápido. Funciona si quieres compartir archivos de menos de 2 GB. Por 10 dólares estadounidenses al mes, puedes mejorar el servicio de WeTransfer Plus, el cual te permitirá enviar hasta 20 GB de data a la vez. También tendrás la opción de proteger tus archivos con claves y colocarles fecha de expiración.
Este servicio es muy parecido a Mozilla Send. Primero, entra a la página de WeTransfer en tu buscador, acepta los términos y condiciones, selecciona tu archivo y WeTransfer los convierte en vínculos que puedes compartir. Para elegir entre enviar un correo electrónico o copiarlo y pegarlo haz clic en los tres puntos. El que reciba el vínculo podrá hacer clic y esto hará que se inicie la descarga sin tener que crear una cuenta.

OneDrive

Algunas opciones para compartir archivos ya vienen instaladas en tu computador. Comenzando con OneDrive, que lo encontrarás en equipos de Windows. Desafortunadamente Microsoft solo te ofrece 5 GB de espacio de almacenamiento en la versión gratuita de OneDrive. Si necesitas usar más de eso vas a tener que pagar una suscripción mensual. Las tarifas comienzan desde $1.99 al mes por 50 GB. Por el servicio pago los archivos compartidos pueden ser de 10 GB cada uno.

Para usarlo, abre el explorador de archivos y diríjete a tu carpeta OneDrive. Cuando le des clic derecho a tu archivo, podrás observar la opción de compartir en OneDrive. Esto generará un vínculo que puedes compartir y se copiará en el portapapeles. Luego tendrás la opción de pegarlo en otro sitio, como por ejemplo, un correo electrónico.  Una vez que lo reciba el destinatario va a poder abrir el vínculo sin necesidad de tener una cuenta en OneDrive. Si no estás al alcance de tu computadora puedes también usar OneDrive en la web. Selecciona el archivo que necesites y presiona compartir. La web te dará incluso más opciones, una de ellas siendo la opción de colocar fecha de expiración al link.

iCloud

Finalmente esta iCloud, ahora dentro de Mac OS. Para poder sacarle provecho a sus servicios, primero debes asegurarte de que subas todos tus documentos del escritorio a iCloud. Para eso, debes abrir iCloud en tu explorador de archivos y hacer clic en Opciones al lado de iCloud Drive. Esto asegura que puedas compartir cualquier archivo en una carpeta. El tamaño máximo del archivo son 50 GB, pero solo 5 GB gratis. Para complementar, puedes comprar 50 GB adicionales por $0.99 al mes.
Para compartir haz Ctrl+clic sobre el archivo, presiona compartir y luego añadir personas. Puedes enviar el enlace por correo electrónico o copiarlo en el portapapeles. Para acceder al enlace necesitarás una cuenta de iCloud. En este aspecto, Apple se ha quedado atrás con respecto a sus rivales. Aunque iCloud tiene menos facilidad de uso, el servicio esta mejorando constantemente. Además, tiene el beneficio que esta integrado en Mac OS, así que no tienes la necesidad de instalar otra aplicación o abrir el buscador para usarlo.
Créditos: David Nield, Popular Science.