Existen muchos mitos respecto de la nueva era digital que necesitan ser derribados ya que de lo contrario no estaríamos entendiendo este promisorio mercado y sus oportunidades. Este artículo está dirigido principalmente a productores, publicistas, ejecutivos de televisión e incluso consumidores.

Mito #1: La TV ha muerto

Comencemos dejando en claro que definitivamente no ha muerto. No ha estado siquiera cerca de eso. De hecho, hay más contenido que nunca, incluso hoy Twitter tiene un canal. La forma de derribar este mito es entender que la definición de televisión ha cambiado. Ya no vemos televisión de forma linear, en un horario establecido donde prendemos y apagamos un dispositivo. Hoy seleccionamos, compartimos y nos involucramos en un modelo personalizado de contenido audiovisual. Hemos cambiado el clásico “zapping” con el control remoto por una interfaz con cientos de contenidos simultáneos y disponibles de manera instantánea. No es diferente lo que hoy es Netflix para la televisión digital de lo que en 1980 era HBO para la TV a cable. En el fondo, eran compañías que distribuían y producían un excelente contenido audiovisual.

Mito#2: Las empresas de comunicación están preparadas

El segundo mito que queremos derribar es la idea de que las organizaciones relacionadas con la comunicación están preparadas para esta nueva era digital. Efectivamente organizaciones contemporáneas y elementalmente digitales como Netflix y Hulu están más preparadas, pero muchas que existían antes de la llegada del mundo digital todavía se están preguntando cómo quieren prepararse para esta nueva era. Si bien tienen claro cómo hacer su contenido disponible para las diferentes plataformas y marketplaces digitales, ignoran la información para definir el “cómo” y “dónde” presentar su contenido. Muchas compañías han estado liderando la industria por hace más de 65 años, por lo que su desafío hoy pasa por entender cómo programar el contenido para el espectador digital. Y existe un elemento que es clave: la experiencia del contenido tiene que ser personalizada para cada espectador.

Mito#3: A los consumidores no les gusta la publicidad

Uno de los mitos más difícil de derribar es que a los consumidores no les gusta la publicidad. De hecho, más del 50% de la generación Z (la generación más joven que los millenials) disfruta ver anuncios. La clave es que tienen que ser anuncios relevantes para ellos, personalizados y no ofensivos.

Mito#4: Las empresas de publicidad están preparadas

Anuncios personalizados son el futuro de la monetización del contenido digital y el mercado no está preparado. En la televisión tradicional se vende y anuncia un cierto contenido a todo un mercado, mientras que en la televisión y el contenido digital se trabaja con anuncios dinámicos y contenido altamente relevante y personalizado para cada espectador.

La forma en que compramos anuncios también ha evolucionado. El espacio publicitario tiene un largo camino por recorrer para poder llegar a integrar de manera dinámica imágenes y videos de alta calidad de forma segura y rápida. Por otro lado, es necesario que los tradicionales compradores de anuncios dejen el miedo a perder sus puestos de trabajos y se transformen en los nuevos pilares de la revolución de los espacios publicitarios, para que así la industria en general pueda surgir. Ya vimos esta resistencia hace un par de décadas cuando los líderes de la radio transmisión veían venir lo inevitable. Los líderes de esos negocios que se dedicaron a abrazar el cambio en vez de luchar contra él lograron renovar con éxito sus organizaciones.