El significado de la palabra “capital” es uno de esos conceptos resbaladizos que cambian dependiendo del contexto. Y es probablemente más confuso aún sabiendo que todos estos significados están estrechamente relacionados. A pesar de esto, en cada contexto la importancia del capital es única.

El significado general de “capital”

En el lenguaje cotidiano, la palabra “capital” se usa libremente para denotar algo como “dinero”. Un equivalente aproximado podría ser “riqueza monetaria”, lo que la distingue de otras formas de riqueza: por ejemplo, la tierra y otras propiedades.

Esto difiere de sus significados en finanzas, contabilidad y economía.

Sin embargo, en estas áreas específicas el significado de la palabra se vuelve más limitado y más preciso.

“Capital” en las finanzas

En las finanzas, capital significa riqueza usada para un propósito financiero. El “capital inicial” es un concepto bien conocido que expresa justamente eso. Si vas a iniciar un negocio, lo más probable es que vas a necesitar dinero, ese dinero es tu capital de arranque. “Aporte de capital” es otro concepto que puede aclarar lo que significa el capital en las finanzas. El aporte de capital es el dinero y/o los activos relacionados que se aportan para el funcionamiento de una empresa.

Otra manera de entender el significado de capital, es considerar el dinero que no está siendo utilizado para un propósito financiero.

 Si te compras un auto, a menos que seas un piloto profesional, el dinero gastado no es capital. De hecho, para comprarlo podrías retirar este dinero de una reserva para fines financieros, lo que se conoce como “retiro de capital”. Y en ese caso, si bien estás gastando tu capital, una vez que te los gastaste en un auto, ya no es más capital porque no fue utilizado con fines financieros.

“Capital” en la contabilidad

La palabra “capital” se utiliza en la contabilidad para incluir los activos monetarios y otros utilizados para fines comerciales. Un empresario, por ejemplo, podría unirse a socios de una empresa de construcción. Su contribución de capital podría ser dinero o una mezcla de dinero y equipamiento, o incluso, sólo equipamiento. En todos los casos, ha aportado capital a la empresa. Como tal, el valor asignado de la aporte se convierte en el patrimonio de la persona en el negocio y aparecerá como una aporte de capital en el balance contable de la empresa. Esto no es exactamente diferente del significado del capital en las finanzas. Sin embargio, en el siglo XXI, el capital utilizado en los ámbito financiero generalmente significa riqueza monetaria utilizada con fines financieros.

“Capital” en la economía

La teoría económica clásica comienza, para todos los fines prácticos, con los escritos de Adán Smith (1723-1790), especialmente en su obra La riqueza de las naciones . Su visión del capital era específica. El capital es uno de los tres componentes de la riqueza que definen el crecimiento del producto. Los otros dos son el trabajo y la tierra.

En este sentido, la definición de capital en la economía clásica puede contradecir parcialmente la definición de las finanzas y de la contabilidad contemporáneas, donde la tierra utilizada para fines comerciales sería considerada en la misma categoría que el equipamiento, es decir, como otra forma de capital .

Smith comprimió aún más su comprensión del significado y uso del capital en la siguiente ecuación:

Y = f (L, K, N)

Donde Y es la producción económica que resulta de L (trabajo), K (capital) y N (tierra).

Los economistas subsiguientes han manipulado esta definición de producción económica que considera la tierra como algo separado del capital, pero incluso en la teoría económica contemporánea sigue siendo una consideración válida. Otra diferencia significativa entre los dos conceptos es que el capital está sujeto a expansión ilimitada, mientras que el suministro de tierra es fijo y limitado.

Otros términos relacionados con el “capital”: