Pareciera ser que el trabajo independiente es la última tendencia en el mundo de los negocios, donde la mayoría de los profesionales o dueños de pequeños negocios se proyectan haciendo crecer su propia empresa en vez de volver al trabajo tradicional.

Sin embargo, no es un camino fácil y se encuentra lleno de obstáculos y desafíos. Según un estudio patrocinado por FreshBooks, una consultora para pequeñas empresas, el 85% de los profesionales independientes cree que el desarrollo de un negocio es, esencialmente, un desafío.

¿Cuáles son aquellos obstáculos y desafíos a los cuales se enfrentan hoy los dueños de pequeños negocios y profesionales independientes y qué pueden hacer para superarlos?

1. Falta de un “colchón”

Los pequeños negocios tienden a estar menos preparados que las grandes empresas para los imprevistos. En una encuesta, el 48% dijo que no se encuentra preparado financieramente si la empresa es demandada, mientras que el 39% no está preparado si llegasen a sufrir algún tipo de discapacidad y no pudiese gerenciar su negocio.

“Sin un colchón que considere imprevistos de salud, desempleo o casos de emergencia, muchos propietarios de pequeños negocios van a limitar su propio potencial como una manera de minimizar el riesgo”. Dijo Matthew Baker, vicepresidente de planificación estratégica de FreshBooks. “Esto significa que mucho dueños de pequeños negocios van a desperdiciar oportunidades de crecimiento que requieren, además de una inversión inicial, compromisos más a largo plazo como la contratación de un empleado de jornada completa.

Por otro lado, muchos trabajadores independientes no se encuentran ahorrando lo suficiente para sus jubilaciones. De hecho, el estudio señaló que el 42% no hacen absolutamente nada, incluso aquellos con 50 años o más. Además, un porcentaje similar de trabajadores independientes no tiene seguro de vida.

2. Administración financiera autodidacta

Muchas veces ser independiente puede significar no tener a alguien que te guíe y te muestre el camino correcto. En lo financiero, sino tienes los conocimientos necesarios y no eres lo suficientemente disciplinado, esto puede ser un gran problema. Aquí te dejamos algunos hábitos que te ayudarán a mejorar tu administración financiera:

  • Ve regularmente el estado de tus finanzas (informes, estados bancarios, etc.).
  • Guarda la cantidad necesaria para pagar impuestos.
  • Trabaja con un presupuesto de gastos.
  • Sé siempre proactivo en la reducción de deudas y costos fijos.
  • Págate un salario proveniente del lucro del negocio.
  • Establece una estructura para el negocio acorde a los pasivos e impuestos.
  • Maximiza las deducciones fiscales.

Muchos pequeños negocios no encuentran asistencia financiera por medio de los grandes bancos. De hecho, a más del 25% se les ha rechazado un préstamo y 52% cree que el banco no satisface sus necesidades como pequeños negocios.

Según Baker, profesionales independientes pueden aumentar considerablemente sus posibilidades de conseguir un préstamo probándole a los bancos que llevan más de dos años en el negocio. Así todo, existen otras alternativas de financiamiento como los inversionistas ángeles.

3. Enfoque hazlo-tú-mismo

Este enfoque puede no ser una buena opción en los negocios. Muchos profesionales independientes entran en áreas en las cuales no tienen experiencia concreta con la idea de ir aprendiendo en el camino.

Esto puede generar una importante pérdida de eficiencia y expertise. Conocimiento clave en tópicos específicos es algo fundamental al momento de emprender un negocio propio. Contratar a un consultor o experto en áreas críticas podría ser un excelente complemento para nuestros propios conocimientos.

4. Vender por uno mismo

Los profesionales independientes muchas veces tienen la mentalidad “trabajo hoy para vender mañana”, lo que los pone en el eventual riesgo de no conseguir vender sus productos o servicios. Y muchas veces, las razones no tienen que ver con el producto o servicio en sí. En el estudio, un 51% de los entrevistados señaló que se encuentra demasiado ocupado para vender. Además, el 37% señaló que no les gusta realizar gestiones de venta durante mucho tiempo.

“Para los dueños de pequeños negocios debiese existir un equilibrio entre conseguir nuevos clientes y entregar excelentes productos o servicios a sus clientes actuales,” dijo Baker. “No puedes enfocarte exclusivamente en uno sin sacrificar el futuro del negocio”.

Dueños de pequeños negocios deberían pasar al menos un día a la semana trabajando en nuevas actividades de negocios como solicitando referencias, asistiendo a eventos de la industria o enviando un informe o contenido relevante vía email a clientes potenciales.

Créditos: Este estudio hecho por FreshBooks y liderado por Ellen Eastwood, se basó en las respuestas de 1,700 profesionales independientes y dueños de pequeños negocios.