Empezar tu propia empresa fotográfica es una buena forma de conseguir ingresos extras, si le pones empeño obviamente. Para ser exitoso, necesitas un buen balance entre pasión por lo que haces y tu talento empresarial.

Para empezar e impulsar una empresa fotográfica necesitas de mucho talento y conocimientos sobre marketing. Debes mejorar tu producto constantemente, además de trabajar en tu marca, en tu presencia en línea y tus habilidades de comunicación. Sin ninguna de estas, solo tendrás un hobby muy caro y no un negocio viable.

En este artículo te daremos un paso a paso de cómo empezar una empresa fotográfica.

Inversión inicial para empezar una empresa fotográfica

Muchos fotógrafos profesionales sugieren tener un presupuesto inicial de $10,000 dólares para empezar una empresa fotográfica.

De acuerdo a Austen Diamond, un fotógrafo profesional, construir de forma lenta pero inteligente te ayudará a permanecer ágil. Mejora tus herramientas de trabajo conforme vaya creciendo tu empresa fotográfica.

A continuación te dejamos una lista de gastos básicos para que empieces a visualizar el presupuesto para tu empresa fotográfica.

  • Múltiples lentes = $1,000 cada una
  • Dos flash fotográficos = $700
  • Múltiples tarjetas de memoria = $50
  • Dos disco duros externos = $120 cada uno
  • Una computadora o portátil con suficiente memoria = $2,000
  • Sitio web (Wix, PhotoShelter, SmugMug, Squarespace, etc) = $60 +
  • Subscripciones a Lightroom y Photoshop = $120 anual
  • Licencia de negocio = Varía
  • Seguro = $600 anual (varía)
  • Contratos = Varía
  • Galería en línea (ShootProof) = $120 anual
  • Tarjeta de negocio = $20

Gastos opcionales:

  • Curso empresarial
  • Clases y talleres de fotografía
  • Mochilas para cámaras
  • Una segunda computadora
  • Material de marketing impreso
  • Espacio de trabajo y oficina

Otras cosas que podrías necesitar (Que pueden ser gratuitas o de bajo costo)

  • Promueve tu negocio por medio de las redes sociales
  • Crea un nombre y logo para tu empresa
  • Busca la mejor estructura para tu negocio
  • Adquiere un permiso de comerciante
  • Consigue un servicio para licenciar y producir contratos de utilización de imágenes (Creative Commons ofrece este servicio gratis)
  • Utiliza una hoja de cálculo y una herramienta de planificación (Google docs)
  • Utiliza una herramienta para llevar una cuenta de tus gastos
  • Busca un procesador de pagos con tarjeta de crédito, como Paypal.
  • Establece un programa de referidos

La marca y reputación de tu empresa fotográfica

Los siguientes consejos podrían serte de ayuda para aumentar tu reputación y establecer tu marca personal como fotógrafo profesional.

  • Tu persona y equipamiento: Si trabajas con personas, eres tu propia marca. Cualquier cosa afectara tu reputación, y mucho de tus nuevos clientes te buscarán dependiendo de lo que los anteriores digan de ti. Al ir a trabajar siempre da tu mejor imagen y ve muy bien preparado.
  • Se puntual: Siempre llega temprano a una sesión de fotos, y no entregues el producto después de la fecha establecida. Asegúrate que tus clientes entiendan cuánto tiempo deben esperar para recibir su producto final. Apégate a los acuerdos que hagas y siempre contesta el teléfono y los correos electrónicos puntualmente.
  • En la red: Muchos clientes potenciales te buscaran a ti y tu trabajo en la red. Las imágenes que publiques en línea no solo deberían ser de alta calidad y el tipo de imagen que atraiga personas que te ofrezcan el tipo de trabajo que buscas. Procura mantener una buena imagen en las redes sociales y tener un perfil de LinkedIn actualizado

Precio del producto

Generalmente los fotógrafos tienen problemas para establecer un precio. Obviamente debes procurar que tus ganancias sean cómodas para ti. Puedes investigar cuánto cobra tu competidor, pero no olvides que necesitas cobrar lo que crees que vales.

Trata de estimar 3 horas de tiempo de edición por cada hora que utilizas tomando fotos. No olvides el tiempo que te toma viajar y prepararte para trabajar y considera tus costos actuales.

En cuanto hagas la suma, te darás cuenta que ser más barato que tu competidor no siempre es una buena idea. Si tus números no concuerdan, deberías pensar en tomarte esto como un hobby muy caro o buscar otro mercado en el que trabajar.

Expectativas del cliente y contratos

Tratar con las expectativas de tus clientes es importante para ser exitoso. Siempre deben saber que esperar y lo que se espera de ellos. Dependiendo del tipo de sesión fotográfica deben estar bien preparados.

En cuanto a los contratos, tus clientes deben tener claro previamente como pagarlo. Debes establecer términos y pedirles su compromiso para que puedas organizar tu agenda. Los contratos deben ser explicados de forma cuidadosa, y deben dejarle saber al cliente de qué forma tienen permitida utilizar las imágenes.

Encontrar tu nicho de mercado te dará la oportunidad para hallar clientes potenciales para esa área en específico.

Otros mercados fotográficos

Si no te interesa competir en tu área en una parte saturada del mercado fotográfico, tienes muchas alternativas como: Fotografía comercial, bienes raíces, mascotas, moda, deportes, edición de video o imagen, fotos culinarias, música, paparazzi, impresiones, y muchas otras.