Cualquier persona que tenga un negocio hoy en día sabe de la importancia de los empleados a distancia, ya sea a tiempo completo o freelance. Desde pequeñas startups a grandes compañías, integran equipos de trabajo fuera de la empresa o lugar físico del negocio.

Pareciera ser una buena idea sobre todo considerando la variedad y versatilidad de herramientas tecnológicas disponibles hoy para comunicarnos. Tu negocio sin duda puede beneficiarse permitiendo que sus empleados trabajen desde donde quieran. En muchos casos, estos se sentirán más satisfechos y se disminuirán los costos de la rotatividad del personal.

De esta manera, los empleadores también acceden a una amplia variedad de profesionales sin tener que limitarse a aquellos que se encuentran físicamente cerca de la empresa, mas aún aquellos que su trabajo tiene cierta independencia de la operación física del negocio.

Pero administrar trabajadores que no están físicamente con nosotros puede traer una serie de desafíos. Aquí te dejamos 6 consejos que cualquier administrador debe considerar para establecer una relación sólida y de confianza con los trabajadores a distancia.

Definir las expectativas

Cualquier persona que se encuentre haciendo un trabajo para tu negocio debe tener definidas las expectativas y por escrito. Ese documento debe ser revisado en conjunto con el trabajador y establecer criterios o metas para evaluar el desempeño del mismo. Si es un empleado a tiempo completo, las expectativas deben irse actualizando en la medida que el trabajo y los objetivos de la empresa vayan cambiando. Esto sirve como una especie de acuerdo y aceptación mutua de las condiciones y expectativas del trabajo en sí. Estos documentos son de especial importancia para los trabajadores a distancia ya que con ellos se tiene menos contacto cara a cara y muchas veces, menos frecuente que con los empleados corrientes.

Mantente siempre en contacto   

Muchos de los problemas recurrentes con los trabajadores a distancia pueden ser resueltos con una comunicación constante. Empleados virtuales pueden sentirse desconectados de lo que está sucediendo en la empresa sobre todo si tu negocio es un híbrido de personal en-la-empresa y trabajadores a distancia. Incentiva y facilita la comunicación entre los trabajadores utilizando herramientas tecnológicas de colaboración y mensajería instantánea. Si es posible, haz una reunión presencial cada cierto tiempo entre los trabajadores en-la-empresa y los virtuales; donde se puedan conocer en persona, intercambiar ideas y conocer bien el trabajo de cada uno.

Contrata con cuidado

Es importante encontrar empleados y freelancers que no sólo puedan trabajar de forma independiente y sino también prefieran hacerlo. Un empleado que prefiere trabajar en-la-empresa difícilmente va a tener éxito trabajando a distancia, por lo que es importante tratar de identificar qué tipo de personas estamos contratando. Realizar un cuestionario de comportamientos y hábitos puede ayudarnos a aprender más del estilo de trabajo de cada candidato y tener una idea de cuál se adapta mejor a lo que se necesita.

Gestión de proyectos

En los grandes proyectos, los gestores de proyectos son aquellos que mantienen el ritmo de trabajo y supervisan que las tareas y objetivos sean cumplidos en los tiempos acordados. Cuando estas trabajando con trabajadores a distancia, la gestión de proyectos es fundamental. Necesitas alguien que se preocupe del algo más allá de que tus empleados están en su escritorio de 9am hasta 18pm de lunes a viernes. En vez eso, es necesario alguien que supervise constantemente que el trabajo a distancia se está realizando en la forma y tiempos correctos. Considera contratar alguien para esta función si tu no tienes el tiempo para hacerlo.

Consistencia

El clásico horario de 9am a 18pm puede no funcionar tan bien con los trabajadores a distancia. Los freelancers por esencia necesitan organizar su tiempo a su manera, por lo que es importante darles cierta flexibilidad. Así todo, y en virtud de la buena comunicación, tiene mucho sentido que los empleados virtuales estén disponibles para cuando los necesiten aquellos que trabajan físicamente en la empresa. Intenta identificar aquellos horarios donde generalmente todos se encuentren trabajando y solicita que todos estén en línea y disponibles durante esos períodos.

Los equipos de trabajo virtuales son cada vez más comunes en todas las industrias. Estableciendo ciertos métodos y expectativas es posible administrar trabajadores a distancia de la misma forma que aquellos que trabajan en-la-empresa. La comunicación es sin duda el pilar fundamental del éxito de esta gestión pues permitirá que los empleados se mantengan motivados y conscientes de lo que la empresa espera de ellos.