Cuando se habló por primera vez de emprendimiento a través de las labores sociales, en el año 2007 aproximadamente, miles de empresas lo vieron como un desperdicio de capital; pero lo cierto es que, con el paso de los años, a las personas se les ha abierto un poco el ojo del buen samaritano y es por ello que se preocupan por saber en qué se invierte cada dólar que gastan.

A pesar de que son muchas las empresas, saber el alcance real de las mismas en las labores sociales es un poco difícil ya que se manejan a grandes niveles. Es por eso que traemos un pequeño conteo de las empresas más destacadas y que se comprometen en las buenas acciones sociales en pro del crecimiento de ciertos sectores de la sociedad.

Children Inspire Design

Artista y madre, Rebecca Peragine comenzó a vender su arte de pared hecha de forma un poco caprichosa. Y además de eso, tarjetas y carteles para promover la educación ambiental para los niños. Asimismo, se interesó por utilizar materiales reciclados, tintas ecológicas y envases biodegradables para los diseños originales de Peragine.

Children Inspire Design vende adornos de papel, los cuales son elaborados a mano por una cooperativa de mujeres en México, y un póster especial cuya recaudación completa va dirigido a Future Fortified.

Altered Seasons

Kelly Reddington fue quien fundó su empresa ecológica de velas en 2003 a los 14 años con la ayuda de su madre. Cuando asumió la propiedad de ella, cambió a un modelo uno a uno para, de esta forma, hacer más por la comunidad. Por todas las velas que se venden, Altered Seasons ofrece una comida a un estadounidense en situaciones precarias a través de Feeding America (En español “Alimentando a América”).

Do Good Buy Us

La misión de Do Good Buy Us es tratar de vender “los bienes que hacen el bien.” Este sitio web de comercio electrónico se dedica a cambiar el consumismo mediante la venta de productos elaborados por las organizaciones que apoyan causas sociales. Además, el 50 por ciento de los ingresos de la compañía son enviados o destinados hacia varias causas benéficas como la pobreza, el hambre, las enfermedades y otros problemas globales.

Headbands of Hope

Después de unas prácticas que le cambiaron por completo la vida en la fundación  Make-A-Wish, Jessica Ekstrom decidió que quería seguir ayudando a los niños con enfermedades que amenazan sus vidas, comenzando así su propio negocio. Su compañía, Headbands of Hope, vende productos hechos en los Estados Unidos, los cuales son bandas para la cabeza (tirantes) y dona un dólar de cada venta a la investigación del cáncer infantil a través de la Fundación de San Baldrick.

Juntos

De último pero no menos importante tenemos una iniciativa que se desarrolla en el cono sur se América. Esta puesta en marcha de la moda ética  consciente se basa en diseñar  un zapato inspirado en los zapatos de lona tradicionales ecuatorianos.

Por cada par vendido, Juntos dona una mochila llena de suministros a un niño ecuatoriano en situación de riesgo para, de esta forma,  ayudarlo a participar de manera más plena y eficaz en la escuela, impulsando así que más niños puedan formar parte del sistema educativo y que por lo tanto no se queden sin estudios.