Las redes sociales son el futuro de todos los comercios y de las comunicaciones en el nuevo milenio. Desde el 2007, las mismas han venido creciendo de una manera vertiginosa y se han creado aún más grandes con cada actualización, adaptándose cada vez más con el ritmo de la vida. ¿Pero qué hacen que estas se muevan y funcionen tan bien?

Te diremos unos cuantos pasos para que aprendas unos movimientos en redes sociales que podrían suponer muchas más visitas, ganancias y mucho más tráfico.

Ver, escuchar y luego hablar

Las redes sociales como Twitter son usadas con mucha frecuencia durante el día, dejando que un tweet perdure a lo largo de meses en la misma red social. Una estrategia interesante es ver, escuchar y luego hablar.

La estrategia más fácil es basarse en una debilidad que pueda presentar un usuario con respecto a un servicio. Si usted presta un servicio similar, acérquese de forma amigable y hable luego de ver cómo se gestiona dicha queja.

Probablemente no lo tomará en cuenta en esta oportunidad, pero la memoria del consumidor es sumamente eficaz y lo considerará para trabajos futuros, independientemente del área donde labores.

Capacidad efectiva de respuestas

Muchas empresas tienen la mala costumbre de no responder a las quejas de los usuarios o, sí lo hacen, abordan el problema de una manera más personalizada. Lo segundo no está del todo mal, sobre todo cuando se deben compartir datos importantes como números de contacto e identificación, pero puede mejorar cuando la respuesta se hace pública.

En el mundo, alrededor de un centenar de empresas no responden a estos requerimientos, por lo cual se te aconseja hoy aprovechar esa oportunidad de respuesta pública. La misma dará fe y prueba de tu compromiso con el cliente o los clientes y los futuros consumidores,  es decir tu público meta, y así  podrán captar esta capacidad y te tendrán en un grado de alta estima.

Las historias: mejor que vender, es contar

Cuando una cadena de productos o empresas venden experiencias son, en realidad, más buscados por lo que cuentan que por lo que ofrecen. Contar una historia puede ser más efectivo que atacar al consumidor de manera inmediata bombardeándolo con información y promociones sobre lo que ofreces o vendes.

Las historias, desde luego, deben ser reales y ajustarse a lo que en realidad usted está vendiendo al consumidor.

Plantee como su negocio cambió su vida y como sus servicios han ayudado a otros. Contar experiencias puede hacerlo mucho más comercial y mejor visto en el ramo donde se desarrolle, ya que lo que queda de ello serán las buenas atenciones, la grata experiencia o resultado y la satisfacción del trabajo realizado.

Ser auténtico

Las marcas, empresas o corporaciones tienen su propia personalidad. Los ejecutivos de Tesla, por ejemplo, no manejan sus redes sociales y páginas web como lo hacen los de Ford y, en ese sentido, es bueno encontrar una personalidad única y que vaya acorde al público: dejarse llevar, dejar fluir, ser original, ser tú mismo.

Esto te garantizará no solo que las personas se adapten a tu forma de ser sino que también se acostumbrarán a cuan divertido eres, por ejemplo, tu frescura en las respuestas y eso ayudará a que el cliente se sienta más cerca de tus servicios.

Si aprendes a sacar el mayor provecho de las redes sociales, podrás expandir tu negocio hacia nuevas y mejores fronteras.