Que roben tu idea puede ser sencillo, pero lo difícil es que roben tu visión. Esta última involucra más que un plan de negocios básico.

Tu visión tiene que ver con tus conocimientos y comprensión. Eso es lo que te hace único. También te hace capaz de perseverar cuando se dé el caso de que te roben tu idea.

Hay muchas cosas que aprendes cuando inicias una empresa, una de esas es que, en muchos casos, uno o varios de los fundadores abandonan el proyecto.

Los fundadores dejan la empresa antes de ser fundada

Ésto es algo que pasa en la mayoría de las empresas y organizaciones, y aquí te tenemos un par de ejemplos.

Apple: Los fundadores originales de Apple fueron Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne. Éste último abandonó la empresa y se le dio un pago de $800.

HarvardConnection: Los que vieron la película “La Red Social” deben saber que Mark Zuckerberg supuestamente robó la idea formada por el equipo para iniciar Facebook. Los fundadores de HarvardConnection consiguieron millones de dólares luego de llegar a un acuerdo.

Ahora que tenemos establecido que los fundadores abandonan las empresas y a veces no se van con las manos vacías, te debes estar cuestionando cómo hacer para protegerte.

11 pasos para evitar que roben tu idea

  1. Haz que todos los fundadores y futuros empleados firmen un acuerdo de propiedad intelectual. Haz que todos (incluido tu) firmen en cuanto sean parte de la empresa. Éste será un seguro para ti y un recordatorio para los ex empleados de que no pueden robar tu idea habiendo un acuerdo legal que lo impide.
  2. Obedece la regla de los nueve meses. O quizá la de los tres meses. Todas las relaciones pasan por fases, incluyendo la de tus co-fundadores. Habrá una fase buena que durará tres meses y de ahí en adelante se entra a una fase que podría ser conflictiva y podría desmotivar a algunos.
  3. Resuelve los problemas temprano. Asegúrate de que tú y tus co-fundadores estén de acuerdo con la estrategia, reclutamiento y las inversiones que necesita la empresa.
  4. No asumas que los problemas se resolverán solos. Algunos no lo harán y otros serán peores.
  5. No trates de evitar que un fundador renuncie. Se ve como algo muy severo, pero estás mejor dejándoles ir. Si los detienes hay altas posibilidades de que vuelvan a renunciar. No es nada cómodo perder una persona importante tan temprano, pero sobrevivirás.
  6. Recuérdale a ese co-fundador que está renunciando que firmó un acuerdo de propiedad intelectual. Solo para que no se les olvide que no pueden robar tu idea cuando abandonen la empresa.
  7. Asegúrate de que tus acuerdos de igualdad tengan una investidura para tus acciones en un periodo de más de 4 años. Digamos que tengas dos co-fundadores y cada uno tiene 33% de las acciones de la empresa. Ten un acuerdo que te permita mantenerlas y de esa forma no regalarle parte de tu empresa a alguien que se fue.
  8. Deshazte de la mala hierba. A veces las cosas no funcionan como uno quiere. Es normal dejar a los fundadores ir. Los empleados se sentirán aliviados de que tomaste acción.
  9. Muévete rápido. Digamos que uno de tus co-fundadores renunció y se llevó tu idea. No puedes hacer nada más que moverte rápidamente para empezar a agarrar terreno en el mercado. En otras palabras, debes hacer lo que ya estaban haciendo.
  10. No te molestes demandando, es una pérdida de tiempo. Es fastidioso cuando se van con tu propiedad intelectual, pero normalmente no tienen el dinero para empezar una empresa por su parte. Lo mejor que puedes hacer es ganarles en el mercado
  11. Demándalos si ellos son exitosos y tu no. Tienes el acuerdo que firmaron y mucha evidencia. Ahí hay mucho dinero en juego.