Así como el Internet se ha infiltrado en todos los aspectos de nuestra vida a alta velocidad, nos hemos volcado a la gratificación instantánea. Queremos todo ahora ya. Si alguna vez vimos Willy Wonka y la fabrica de chocolate, probablemente imaginaste conexiones entre nuestra sociedad y el personaje Veruca Salt. Somos como Veruca, que dice una y otra vez, “lo quiero YA!”

La cultura de la gratificación instantánea

Con el tiempo, nos hemos acondicionado para desear más gratificación instantánea y juzgar como incompetentes los servicios y procesos que tardan tiempo en desarrollarse. Como resultado, los negocios están tratando de atender este deseo creando productos y servicios que permitan la satisfacción inmediata, aunque no necesariamente duradera.

Según Narayan Janakiraman, profesor de mercadeo en la Universidad de Texas, Arlington “La necesidad de gratificación instantánea no es nueva, pero nuestra expectación de ‘instantáneo’ se ha vuelto rápida, y como resultado, nuestra paciencia es pequeña”

Los empresarios han empezado a construir sus negocios alrededor del deseo de gratificación instantánea y como resultado los consumidores se han acondicionado aun más a esperar servicios en tiempo real que alimentan esta necesidad.

Velocidad como una ventaja competitiva

Muchas empresas se han dado cuenta de que la rapidez se puede utilizar para desarrollar una ventaja competitiva por lo que cuando una empresa o negocio puede hacer algo más rápido que la competencia, experimenta algún nivel de éxito.

Mientras, la idea de impulsar la rapidez para satisfacer al consumidor no es necesariamente nueva, lo que si es nuevo es el número de compañías e industrias que ahora se concentran en la velocidad como una ventaja competitiva.

A continuación tres casos particulares:

Amazon Prime

Ninguna compañía ha dominado el rubro de la distribución como lo ha hecho amazon. No sólo son extremadamente eficientes y asertivos si no que la rapidez es su mayor prioridad. A través de Amazon Prime, el servicio de membresía pago de la compañía, los consumidores pueden obtener un envío garantizado de dos días en todos los productos que están dentro de la categoría prime. Ofrecer este servicio de dos días es una jugada inteligente por parte de Amazon por dos distinguidas razones:

  • Consumidores condicionados: Si un cliente prueba el envío de dos días una sola vez, se les hace difícil volver a la espera estándar de tres a siete días. Como resultado, están dispuestos a seguir pagando su membrecía prime para que sus entregas sean más expeditas.
  • Incentiva a más compras: Una de las principales desventajas del mercado online, es que los consumidores deben esperar a que los productos lleguen a su domicilio. Centrándose en un servicio premium de entrega, Amazon ha sido capaz de mitigar esta desventaja potenciando el nivel y la frecuencia de consumo de sus clientes.

UberEATS

Mientras muchos restaurantes tienen sus propios servicios de entrega de comida, UberEATS esta cambiando el juego utilizando una aplicación donde los usuarios simplemente escogen una de las comidas diarias de restaurantes seleccionados en su área cercana y realizan el pedido. Luego un conductor de Uber entrega la comida en 10 minutos o menos, todo el pago se realiza a través de la página, lo que significa que no hay necesidad de buscar dinero para pagar propinas al conductor de Uber.

Necesidad por rapidez

El empresario Phil Fremont-Smith le dijo a The Boston Globe “las personas siempre han sido impacientes y a veces esa impaciencia ayuda a mover las cosas mas rápido”. Amazon Prime y UberEATS son dos buenos ejemplos de cómo atender el mercado de la gratificación instantánea y utilizar la velocidad como una ventaja competitiva

Como emprendedor, empresario o CEO, es importante que pienses en la velocidad. Cómo utilizarla a tu favor y cómo hacerlo distinto a otras empresas. Mientras más compañías se concentran en la velocidad, el mercado se va condicionando cada vez más por esperar las cosas de inmediato.